Comprando con Envíos Express antes del mediodía, tu pedido llega hoy (exclusivo para AMBA*) En compras superiores a $50.000, el envío a domicilio es gratis.

Objetivos a través del control glucémico

Control_glucemico

Lograr un buen control de la diabetes es fundamental para nuestra salud. Hoy te cuento los tres métodos que podemos utilizar para llevar el mejor control de nuestras glucemias. Los valores de referencia y cómo realizarlos.

Como hablamos en los blogs anteriores, la alimentación, el ejercicio, el descanso, el tratamiento farmacológico y los controles médicos son los pilares más importantes para poder lograrlo.

Existen ciertos parámetros que nos brindan información sobre como se encuentran los niveles de glucemia, fundamentales para comprender si estamos logrando las metas y objetivos propuestas por nuestro médico.

Glucómetro, tiras y punzor
  • Medición de la glucosa capilar: el chequeo diario de la glucosa en sangre es una forma importante de controlar la enfermedad. Suele realizarse con el uso de un glucómetro, a través de una gota de sangre que se obtiene al pincharse con una lanceta al lado de la yema del dedo. Luego, se aplica la sangre a una tira reactiva y el medidor nos muestra el valor de glucemia en ese momento. Los resultados del monitoreo de la glucosa en la sangre son muy útiles ya que pueden ayudarnos a tomar decisiones sobre la alimentación, la actividad física y la medicación, sin embargo no nos permiten obtener información de lo que sucede el resto del tiempo. Como se suele decir, una foto, dentro de una película.

Los valores recomendados según la Asociación Americana de Diabetes (ADA) son:

GLUCEMIA EN AYUNAS: 70-130 mg/dl

GLUCEMIA POSTPRANDIAL: <180 mg/dl

Estos valores deben ser individualizados y el objetivo metabólico establecido por su médico.

  • Medición de hemoglobina glicosilada (HbA1C): se obtiene por medio de una muestra de sangre y nos indica el promedio de la glucosa en la sangre durante los últimos 3 meses. El objetivo de HbA1C debe ser individualizado según la edad, duración de la enfermedad, complicaciones vasculares, eventos de hipoglucemias, comorbilidades, actividad fisíca que presente cada persona, siendo el valor establecido por la ADA <7%.
  • Monitoreo continuo de la glucosa (MCG): La medición se obtiene por medio de un sensor que se coloca en la piel y mide el valor de glucosa a nivel intersticial. Permite ver los valores de forma continua (o flash), brindando información durante todo el día y la noche. Más allá de esto, es muy útil para conocer la tendencia de la glucemia, es decir, si esta se encuentra estable, elevándose o disminuyendo de forma abrupta o lenta, por medio de un sistema de flechas, lo que sin lugar a dudas posibilita anticiparnos a lo que sucederá, disminuyendo los episodios de hipoglucemia. Por lo dicho anteriormente, los estudios demuestran que su uso aumenta el tiempo en rango (tiempo con glucemias dentro del rango entre 70-180 mg/dl), reduce las hipoglucemias e hipoglucemias nocturnas, disminuye el nivel de HbA1C, disminuye las hospitalizaciones y sobretodo, mejora la calidad de vida. Al ser la medición a nivel intersticial (sangre que se encuentra entre las células), presenta una pequeña diferencia respecto a la medición capilar de 5-10’, y puede variar entre 15-20 mg/dl.
Kit de inicio FreeStyle Libre

Conocer estos métodos de seguimiento permite optimizar el control glucémico, conocer mejor como impacta nuestro estilo de vida en nuestro metabolismo y por último, tomar mejores decisiones, que nos brindarán una mejor calidad de vida. Consulta con un profesional, cual es la mejor estrategia para tu control glucémico!

Dra Martina Di Nuzzio

Dra. Martina Di Nunzio
Médica especialista en diabetes y nutrición.
Embajadora de Shopdrofar