Comprando con Envíos Express antes del mediodía, tu pedido llega hoy (exclusivo para AMBA*) En compras superiores a $50.000, el envío a domicilio es gratis.

Endulzantes y diabetes, ¿cuál elegir?

Endulzantes y diabetes

Cuando hablamos de diabetes y endulzantes, la primera opción que se nos viene a la cabeza son los edulcorantes. ¿Son estos la mejor opción? ¿Cual conviene elegir? ¿Existen otras opciones?

Hoy vamos a intentar contestar todas estas preguntas.

Para a aclarar un poco el panorama, es necesario primero identificar que tipos de endulzantes podemos encontrar.

Po un lado, están los ENDULZANTES NATURALES: dentro de ellos encontramos a las frutas frescas, frutas deshidratadas y hasta algunas verduras. Sus azúcares como la fructosa, glucosa y sacarosa, son los responsables de brindar el sabor, y no deben equipararse con los azúcares añadidos en productos ultraprocesados, ya que en estos casos se trata de azúcares intrínsecos al alimento, que vienen acompañados de fibra y otros nutrientes. Aportan calorías por lo que tendrán repercusión en la glucemia. El impacto en esta dependerá en que contexto sean incorporadas, cantidades, estado de maduración y con que otros ingredientes se las acompañen.

Dentro de  los EDULCORANTES NATURALES, podemos encontrar la STEVIA (E-960), se obtiene de una planta, la stevia rebaudiana. Presenta un poder endulzantes 200-300 mayor al azúcar. No aporta calorías ni tiene repercusión en la glucemia, y además puede utilizarse en pastelería ya que es resistente al calor. Se encuentra en diferentes presentaciones: hoja secas (su versión más natural), líquida (suele ser glucósido de esteviol) y en polvo (suelen tener algún otro endulzante como excipiente). Es importante leer el etiquetado nutricional ya que muchos de los productos que se comercializan como Stevia presentan otros edulcorantes añadidos.

Por otro lado, es posible utilizar algún POLIALCOHOL, estos son reconocidos por el sufijo -ol (eritriol, maltitol,  sorbitol, xilitol, etc). Son hidratos de carbono con una menor absorción, por lo que debe contabilizarse el 50% de los mismos. En reglas generales, tienen un aporte bajo de calorías, y no producen una alteración en la glucemia. Su sabor es menos invasivo al de los edulcorantes y además son apto cocción. En ciertos pacientes pueden provocar malestares digestivos, por lo que en estos casos es mejor evitarlo.

Por último, encontramos los EDULCORANTES ARTIFICIALES, a diferencia de los anteriores, son productos sintéticos. Existe mucha controversia sobre su consumo, sin embargo, respetando las cantidades recomendadas parecerían ser seguro para la salud. Ninguno de ellos aporta calorías ni presenta impacto en la glucemia.

Dentro de ellos encontramos:

  • SACARINA (E- 954): ingesta admisible 2,5 mg/kg/día. Su dulzor es 300 veces mayor al del azúcar.
  • ASPARTAMO (E951): ingesta admisible 40 mg/kg/día. Presenta un sabor 160-220 veces mayor que la sacarosa.
  • SUCRALOSA (E-955): ingesta admisible 5 mg/kg/día. Apto cocción y tiene un sabor de hasta 600 veces más dulce que el azúcar.
  • AC. CICLAMATO (E-952): ingesta admisible 11 mg/kg/día. Apto cocción y es 40 veces más dulce que la sacarosa, razón por la que suele mezclarse con otros edulcorantes.
  • ACESULFAME K (E-950): ingesta admisible 9 mg/kg/día.

Más allá de que estos últimos se encuentren avalados para el consumo es importante destacar que en los últimos años comenzó a visualizarse cierta controversia en sus repercusiones en la salud, relacionándolo con alteraciones en la microbiota intestinal, aumento del peso corporal e impactos metabólicos. Aún es un terreno a explorar.

¿Que endulzantes tienen repercusión en las glucemias y deben ser evitados?

Azúcar refinada, azúcar integral, azúcar mascabo, fructosa, miel, jarabe de maíz de alta fructosa (JMAF), jarabe de glucosa, glucosa, dextrosa.

CONCLUSION:

En primera instancia se recomienda limitar el uso de endulzantes tanto naturales como artificiales con el fin de disminuir el umbral de dulzor y reeducar al paladar a sabores menos intensos sin requerimiento de su utilización. Debemos recordar que a mayor utilización de los mismos, mayor necesidad tendremos de ellos a largo plazo. Pero en caso de requerir su uso, se sugiere elegir endulzantes naturales, con bajo índice glucémico con es la Stevia, polialcoholes o frutas, siempre controlando los niveles de glucosa en sangre.

¿Cómo reemplazar 100 grs de azúcar?

Reemplazo por 100 grs de azúcar

Fuentes:

  • Impacto del uso de edulcorantes no calóricos en la salud cardiometabólica.
  • Consenso de la Asociación Latinoamericana de Diabetes sobre uso de edulcorantes no calóricos en personas con diabetes.