Comprando con Envíos Express antes del mediodía, tu pedido llega hoy (exclusivo para AMBA*) En compras superiores a $50.000, el envío a domicilio es gratis.

DBT1 y el ejercicio

DBT1 y el ejercicio

TIPS para lograr un mejor control glucemico,al realizar ejercicio teniendo diabetes tipo 1.

El ejercicio  regular es un pilar fundamental para mejorar la salud, el estado físico y la sobrevida en personas que viven con diabetes tipo 1. Sin embargo, pueden aparecer ciertas barreras a la hora de planificarlo. Miedo a las hipoglucemias, dificultad para mantener niveles adecuados de glucemia y desconocimiento sobre el impacto del ejercicio sobre el control metabólico.

Es por esto, que en esta oportunidad hablaremos sobre cuales son las mejores estrategias durante entrenamiento o competencia en personas que presentan diabetes tipo 1.

Primero debemos entender que TIPO de EJERCICIO iremos a realizar, este puede ser:

Tipos de ejercicio

AEROBICO: caminar, correr, nadar, andar en bicicleta, nadar

ANAERÓBICO o FUERZA: pesas libres,  maquinas con pesas, uso del peso corporal o bandas elásticas.

Además, el podemos destacar el ejercicio de intervalos de alta intensidad (HIIT), siendo aquel que alterna períodos breves de ejercicio vigoroso y recuperación a baja- moderada intensidad.

Ahora bien, la respuesta glucémica varía según el tipo de ejercicio que se realice. Durante el ejercicio AERÓBICO, las concentraciones de glucosa en sangre caen en la mayoría de las personas con diabetes tipo 1, a menos que ingieran carbohidratos. Esto dependerá entre otros factores de la intensidad y duración de la práctica realizada. Además, el riesgo de hipoglucemia suele persistir hasta 24 hs de finalizado el entrenamiento, predisponiendo a presentar hipoglucemias nocturnas.

En estos casos, la indicación será disminuir la insulina previa al ejercicio o incrementar la ingesta de hidratos de carbono.

Por el contrario, el ejercicio de FUERZA o el HIIT, suele asociarse con una elevación de las glucemias post entrenamiento, entorno a los 30 mg/dl.

Contemplando estas cuestiones, será útil planificar el ejercicio de acuerdo con los niveles de glucemias pre-ejercicio. En caso de presentar tendencia a la hipoglucemia comenzar con ejercicios de fuerza o alta intensidad y finalizar con actividad aeróbica, y en caso de tener glucemias elevadas comenzar con ejercicio de resistencia y finalizar con anaeróbicos.

Para finalizar es importante recordar que existen ciertas contraindicaciones para iniciar el ejercicio:

  1. Elevación de cetonas: cuando estas se encuentren por debajo de 1,5 mmol/L, se podrá realizar ejercicio de baja-moderada intensidad con una duración menor a 30’, aplicando insulina de corrección. Siempre realizar monitoreo continuo de la glucosa (AMG) para detectar si persiste la hiperglucemia. En caso de presentar niveles de cetonas por arriba de 1,5 mmol/L suspender actividad física.
  2. Reciente hipoglucemia: haber presentado una hipoglucemia severa (<50 mg/dl) durante las 24 hs previas contraindica la realización de ejercicio. Hipoglucemias moderadas (50-70 mg/dl) aumentan el riesgo de presentar un nuevo evento y deben ser tenidas en cuenta, realizando AMG de forma continua.
Dra Martina Di Nunzio
Dra Martina Di Nunzio
Médica especialista en diabetes y nutrición.
Embajadora de Shopdrofar